ROLLS-ROYCE SWEPTAIL

Sólo hay uno en el mundo y demoró 4 años en fabricarse. Rolls-Royce tiene la fama de ser uno de los fabricantes más exclusivos del mundo. Esta fama se hizo realidad cuando un cliente solicito un modelo único.

El Sweptail se basa en el clásico Phantom, utiliza el bloque V12 de 6.75 litros del Phantom,  su potencia estará en los 460 CV.  El diario “The Telegraph”, afirma que el coche habría costado unos 11,5 millones de euros al cliente.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Deja un comentario